Boho chic: todo lo que debes saber

El estilo Boho-Chic está de vuelta. Casi 15 años después de que Kate Moss primero y Sienna Miller luego, dieran vida a un estilo que vio la luz inspirándose en los ‘60, el Boho-Chic se instala nuevamente en nuestro guardarropa tras asomar y destacar como opción revalorizada y apreciada en los últimos años en el ámbito de la decoración de viviendas.

Hemos de ser claros, el Boho-Chic nunca se ha ido definitivamente de nuestro guardarropa, exponentes de la moda, actrices y cantantes han deslumbrado con este look no solo en pasarelas, casamientos glamour y vacaciones en yates, personajes como la actriz Rachel Bilson, Zooey Deschanel, las cantantes Florence Welch y Karen Elson, la modelo y empresaria británica Lily Cole entre tantas otras, se han encargado de que en el periodo que va entre mediados de la primera década de los dos mil y hoy, este estilo pudiera mantener su presencia tanto en las grandes revistas de moda como en la cotidianeidad de aquellas mujeres que han querido vestir de manera confortable, colorida y natural sin resignar elegancia.

BoHoChic

Porque el boho-chic no es otra cosa que una vuelta a la madre tierra, a los sentidos interiores, a la belleza que encontramos en los colores naturales y en la aspiración a una vida descontracturada.

  • BoHo – es la abreviación de Bohemian Homeless, bohémien que en francés significa gitano redunda la idea del homeless, aquel que no tiene casa, típico de los que han tomado inspiración de las diferentes culturas con las cuales han tenido contacto dando vida a un estilo que representa una destacada y sofisticada simpleza.
  • Chic – de ahí el “Chic” que en francés hace referencia a la elegancia, una elegancia simple que como referencia vuelve a los elementos del mundo que nos rodea, un mundo de colores que tiene todo lo que necesitamos para un guardarropa maravilloso.

¿Por qué BoHo-Chic?

Bo (bohemio)

En una sociedad en la cual la etiqueta y la formalidad ha sido la norma durante los primeros sesenta años del siglo veinte, el vestir diferente expresaba ese sentido de libertad que el hombre anhelaba en su interior y que solamente los bohemios nómades del centro de Europa vivían en su cotidianidad. Un grito de libertad que algunas personas de la alta burguesía se animaron a transmitir a través de su forma descontracturada (para la época) de vestir.

Muchos ven en el ex primer ministro británico Winston Churchill, alguien que poseía sin duda un alma bohemia, a uno de los primeros en vestir de forma. Antes que él, allá por fines del siglo dieciocho, un personaje ficticio que hemos podido apreciar en recientes series y películas como lo es Sherlock Holmes, era descrito por su creador como un alma bohemia cuyas prendas gritaban libertad (el hombre se paseaba con en bata por todos lados).

Ho (homeless)

Pero podría decirse que fue con el movimiento hippie que el Boho encontró su complemento, un estilo de vida que como dice John Lennon en su famosa canción “Imagine” pide imaginar un mundo sin países, un mundo sin posesiones. Un mundo podríamos decir sin fronteras en el cual volvemos a lo esencial. Un movimiento que nos reconecta con la naturaleza, los “hijos de las flores”, le llamaban algunos a los jóvenes que en los sesenta levantaban la bandera del hippismo.

Chic (elegancia)

Es cuando el Bo y el Ho encuentran el Chic que nace un estilo único. ¿Quien ha decretado que lo relajado, que lo nómade, que la vuelta a la naturaleza no pueden ser algo elegante? Pues nadie. Ese look tan particular de los festivales hippies ha sabido ser re-interpretado por grandes estilistas y modelos de forma tal que se convirtiera en algo elegante sin dejar de ser descontracturado.

La evolución del Boho-Chic en el siglo veintiuno.

Como vimos, la historia de este estilo está cargada de influencias que provienen de diferentes estilos de vida que podríamos definir relajados y que han aparecido a lo largo de diferentes épocas entre fines de 1800 y nuestros días.

 

Exponentes del Boho Chic a lo largo de la historia

1887

1943

1960

1970

2002

2004

2005-2008

2008-2016

2016-hoy

         

Sherlock Homes*

Winston Churchill

Talitha Getty

Donna Summer

Kate Moss

Sienna Miller

Rachel Bilson

Mary-Kate Olsen

Vanessa Hudgens

  

Janis Joplin

Stevie Nicks

Jade Jagger

Kate Moss

Mischa Barton

Ashley Olsen

Taylor Swift

   

Chaka Khan

 

Jade Jagger

Milla Jovovich

Lily Collins

Poppy Delevigne

      

Nicole Richie

Poppy Delevigne

Cara Delevigne

      

Paris Hilton

 

Florence Welch

      

Peaches Geldof

 

Reese Witherspoon

      

Taylor Momsen

 

Clare Bowden

      

Zooey Deschanel

 

Carrie Underwood

      

Mary-Kate Olsen

 

Kate Hudson

      

Ashley Olsen

 

Drew Barrymore

      

Lily Collins

 

Rosie Huntington-Whiteley

      

Sandra Bullock

 

Zooey Deschanel

      

Kirsten Dunst

 

Mary-Kate Olsen

        

Ashley Olsen

        

Lily Collins

        

Katharine McPhee

        

Olivia Wilde

Fueron la modelo británica Kate Moss, la diseñadora de joyas Jade Jagger y, principalmente, la actriz estadounidense Sienna Miller quienes entre 2002 y 2004 dieron vida formalmente a lo que hoy conocemos como Boho-Chic.

Fue una periodista australiana llamada Laura Demasi (autora del libro “The Ladies’ Room”) quien definiera el look de Moss y Jagger como Boho-Chic, pero fue en el famoso festival británico de Glastonbury allá por 2004 en donde Sienna Miller deslumbró al mundo con ese look tan particular, un peinado descontracturado, unas gafas de sol de neón, un mini vestido negro con dobladillo de volantes, un cinturón con tachas y unas botas ugg. El Boho-Chic había finalmente nacido tal como lo imaginamos hoy y tenía a su referente principal.

En los siguientes años, como todo estilo de moda, el Boho-Chic fue evolucionando dando lugar a diferentes vertientes como el folk o el boho-rock entre otros. Diferentes interpretaciones en determinadas piezas del guardarropa boho han sido dadas por estilistas como Matthew Williamson, Tom Ford, Marc Jacobs, la casa de moda francesa Chloé, los británicos de Burberry e inclusive las casas de moda italianas Fendi y Pucci.

Actrices, modelos y famosas como Rachel Bilson, Mischa Barton (ambas catapultadas a la fama gracias a la serie juvenil The O.C.), Milla Jovovich, Zooey Deschanel (de la serie New Girl en la cual inclusive el personaje que interpreta recurre muchas veces a un estilo boho), Nicole Richie, Peaches Geldof, Taylor Momsen (quien ha interpretado a la adolescente aspirante diseñadora de moda Jenny Humphrey en la icónica serie Gossip Girl ambientada en la élite neoyorquina) entre muchas otras, han sabido interpretar el look boho durante estos años. El Boho-Chic nunca ha muerto definitivamente y en este verano de 2018 vuelve a asomarse de pleno en su vertiente original que lo ha convertido en lo que es.

Las prendas del Boho

Chicas con prendas hippies¿Pero que define el estilo Boho-Chic? Es difícil encontrar una respuesta completa a esta pregunta ya que la gama de ropa y accesorios, sus colores y sus formas son tan amplias que encasillar esta prenda u esta otra sería erróneo. Encasillar no es propio de un movimiento que grita libertad por lo que consideramos necesario tratar de elaborar un poco más describiendo diferentes prendas para que quien se asoma al Boho-Chic pueda comprenderlo mejor.

 

Vestidos Boho

Como vimos en un comienzo, fue Sienna Miller quien puso en el centro de la atención al Boho-Chic en Glastonbury 2004. Fue su mini vestido negro adornado con un cinturón de tachas quien nos abrió lo ojos y nos gritó “libertad, alma bohemia con elegancia”.

Los vestidos boho chic pueden ser aptos para toda ocasión. Para una boda, para una fiesta, para una salida con amigas, para una salida en pareja, para un festival, para todo lo que nos podamos imaginar. El vestido boho chic es descontracturado como pocas otras prendas y no tiene un patrón establecido, aunque sí podemos decir que la mayoría de ellos dejan entrever en algún grado parte del cuerpo.

El boho podría decirse es un estilo de vida y nada lo representa mejor que un vestido en el cual nos mostramos como somos. El boho quiere ser único e individual, quiere que cada mujer que viste el estilo boho lo haga de manera original y si hay algo que es único y original es el cuerpo de cada mujer. Hay que recordar que el Boho-Chic es sinónimo de elegancia y buen gusto por lo que el vestido boho es un vestido que si bien, como dicho antes, va a mostrar piel, nunca va a ser tallado al cuerpo ya que no le interesa resaltar las curvas de este. Una vez más, al estilo boho le interesa la individualidad, la originalidad, la libertad y como todo esto se combina con la elegancia.

Vestidos Boho-Chic para fiestas

Encontraremos por lo tanto vestidos en colores pasteles, muchas podrán lucir un vestido bordó pastel con bordados indie y delicados estampados florales en ocasiones de salidas con amigas; otras se inclinarán por vestidos cortos blancos con volantes, mangas acampanadas y delicados detalles de estilo indie en el pecho que ser verán fatales en una fiesta de boda; habrá quienes eligen vestidos de fiesta de verano bien largos con múltiples flecos, diseños florales con bordados en estilo indie y mangas transparentes; y seguramente alguna de ustedes tal vez elija para su fiesta de graduación un vestido únicamente de color rojo pastel con largos flecos y volantes y un corte abierto por delante. Cada una puede encontrar en el Boho-Chic el vestido ideal para sí misma y para cada ocasión.

Abrigos

Chica con abrigo hippie

Todo abrigo boho que pretende ser tal es un abrigo de piel. Hay que aclarar que la tendencia en este tipo de abrigos es la piel sintética, el boho ha aprendido que no se necesita de la piel animal para ser chic, ha sabido encontrar una alternativa que transmita lo natural sin por ello dañar a un ser de esa naturaleza que inspira al estilo.

Queremos que los abrigos de estilo boho sean cómodos, amplios y que cumplan su función de abrigarnos en el invierno. Queremos un fondo de color natural (aunque hay excepciones que pueden contemplarse en ciertas ocasiones) y queremos que nuestro abrigo presente detalle. Nos gustan los detalles con diseños de colores vivos que recuerdan lo indie, lo hippie, nos gustan las tachas y esas pequeñas medallas tan típicas de las polleras gipsy.

El look boho está hecho también de abrigos de lanas para la media estación, abrigos con diseños indie, abrigos de acabado con fleco cuyos colores siempre llaman a la tierra y la naturaleza. Nos gustan los abrigos que tienen el detalle de botones alamares, son abrigos sencillos y cómodos que no resignan elegancia.

El abrigo Boho-Chic es arroparse con algo que grite naturaleza y libertad, que grite vida y alma bohemia, que sea elegante sin resignar comodidad.

Chaquetas y chalecos

En esta categoría de prendas encontramos hermosas chaquetas en pieles, con chalecos elegantemente acoplados sobre ellas que recuerdan los conciertos de los setenta como Woodstock, con ese estilo tan indie y rock que nunca pasa de moda.  

Chicas con chalecos bohemiosEl estilo boho como hemos visto, siempre llama a la naturaleza y es por eso que el marrón claro es tan característico de las chaquetas Boho-Chic que muchas veces suelen tener acabados con flecos. Sin embargo las prendas negras con con detalles indie en colores pastel, cuello sastre y adornadas con tachas en sus extremos son sin duda muy bonitas y son una evolución del boho hacia el terreno del boho rock, perfectas tanto para una noche de tragos con amigas como para presenciar un concierto.

Las chaquetas boho de lana, ya sea las cortas con elegantes detalles bordados en estilo indie y con colores pastel que van del rojizo al púrpura dejando sin embargo lugar a una tinta unida natural, así como las chaquetas de lino o algodón largas en colores naturales que nos llevan a pensar en la India y con delicados diseños de estilo medio oriental y terminaciones con flecos.

Chaquetas bohemian

Camisas y blusas

Cuando pensamos en camisas boho no siempre imaginamos que las típicas camisas ibicencas pueden considerarse dentro de este estilo y eso es porque no debemos olvidar que el boho es también sencilles y no siempre requiere de detalles. Sin embargo cuando imaginamos una camisa boho, los detalles indie son los primeros que vienen a nuestra mente. Delicados bordados en mangas y cuellos sobre tintas de colores crema, marfil y celeste siempre pueden ser combinadas de manera perfecta.

La comodidad es casi una obligación por lo que la camisa de estilo boho, así como las blusas Boho-Chic, siempre se van a ver holgadas. Las blusas boho destacan muchas veces con esas pecheras bordadas tan elegantes con esos diseños indie y esas pequeñas medallitas que le dan un aire muy gipsy. Los acabados con flecos siempre quedan bien en este tipo de prenda.  

La variedad en el campo de las camisas y las blusas Boho-Chic puede decirse casi infinita. Cada prenda tiene un toque único y eso es algo que caracteriza a este estilo, nunca vamos a ver a una mujer boho vestida igual a otra mujer boho. Su unicidad es algo muy característico del Boho-Chic.

 

Camisetas y Jerséis

Las camisetas hippie o los jerseys boho siguen siempre esas referencias a la naturaleza tan características de este estilo. Es común ver estampados en camisetas que hacen referencia a animales o entes naturales indie.

Encontraremos también camisetas totalmente coloridas con detalles hippies e indie que nos fascinarán, flecos bordados en los cuellos también forman parte de las camisetas Boho-Chic. Los colores del algodón o el lino que se utilizan para estas prendas suelen ser los típicos del boho en tonalidades de colores pasteles (siempre hay quien se anima a colores más fuertes) mientras que los estampados o los detalles bordados tienen siempre esa tendencia a colores gipsy.

Faldas

Tal vez la prenda que más referencia hace al origen bohemio del Boho-Chic, las faldas boho suelen ser faldas largas que combinan ese estilo tan hippie chic con lo gipsy.

La falda boho debe ser larga si quiere definirse tal, puede ser tanto abierta como cerrada pero bien holgada a medida que miramos hacia abajo, es una falda colorida llena de delicados detalles en los cuales muchas veces encontraremos volantes. Los flecos también son bienvenidos así como las pequeñas medallitas tan características de las faldas gipsy.

Una versión más sobria de faldas Boho-Chic suelen ser aquellas en colores pasteles, combinables con cualquier prenda e ideal para toda ocasión, inclusive para un casamiento con estilo bohemio como más de una famosa ha sabido lucir en el día de su boda.

Chicas con faldas alternativas

Pantalones

El pantalón Boho-Chic ya sea corto o largo, tiene una esencia bohemia como tal vez ninguna de las demás prendas de este estilo posee. Son aptos prácticamente para toda ocasión. Ya sea una salida con amigas, una mañana en la playa, ir de compras o salir con tu pareja. Los pantalones cortos ideales para el verano pueden ser en diferentes telas y siempre van a presentar colores indie o colores pasteles. Cabe destacar que la mayoría de pantalones del estilo boho, a diferencia de las faldas boho, son prendas de tiro bajo.

Los pantalones con colores indie van a ser los típicos pantalones hippies o pantalones bohemios llenos de colores vivos bordados o estampados con delicados diseños que recuerdan a la cultura india o con detalles de formas geométricas pequeñas realizadas con mostacillas o canutillo que le brinda un aire gipsy a nuestro pantalón. Este tipo de pantalones se verán muy bonitos con blusas tejidas en colores como el marfil o el amarillo pastel o combinadas con chaquetas o chalecos bordados en estilo indie como los mencionados anteriormente.

Por su parte, los pantalones cortos de colores pasteles, los encontraremos muchas veces con detalles en azul marino o verde claro y quedarán increíbles con blusas claras, unos anillos (hablaremos luego de estos accesorios que no pueden faltar en el Boho-Chic) que hagan juego con los detalles de nuestro pantalón, unas sandalias sencillas de estilo griego y un collar en estilo boho de cuero que combine con estas. Presentaremos así un look Boho-Chic ideal para una noche de verano.

Los pantalones largos de estilo boho, suelen tender una tendencia más hippie que bohémia. Son pantalones holgados con detalles estampados o bordados que pueden ir de lo indie a lo floreado.

Existe también quien expresa su lado boho-rock con pantalones de cuero emparchados con bordados indie que pueden hasta incluir tachas y pequeñas medallitas.

 

Botas, zapatos y sandalias del estilo Boho

Es esencial para poder combinar de manera Chic el estilo Boho, unas botas, unos zapatos o unas sandalias que sean lo suficientemente sofisticadas y bohemias al mismo tiempo como para que permitan lucir nuestras prendas.

Las más sencillas botas del estilo boho son las conocidas como Uggs, las mismas del famoso festival de Glastonbury. Unas botas de cuero bajas, extremadamente cómodas, calentitas por dentro gracias a piel sintética y sin detalle alguno.

El cuero es el elemento que vamos a encontrar prácticamente en toda bota, zapato o sandalia del Boho-Chic. La bota boho presenta una gran variedad de detalles como cuerdas, cuero trenzado, flecos e inclusive pueden encontrarse botas con detalles de volantes y medallitas estilo gipsy. Sienna Miller puso de moda las botas bajas, ideales para combinar con un mini vestido boho que permita lucir las piernas.

Este tipo de botas pueden muchas veces asemejarse a las botas de los vaqueros pero cortadas poco más arriba del tobillo, sin embargo en vez de ser lisas, presentan detalles indies que hasta pueden incluir plumas. Sus colores básicos son los típicos de la tierra madre mientras que los detalles llaman claramente a una unión casi espiritual entre el hombre y esta.

 

Las botas de estilo boho pero largas son por su parte ideales para la media estación y combinables con chalinas y cintos de cuero finos y simples. Tres son los principales tipos de botas largas Boho-Chic, las que suelen tener el aire descontracturado tan típico del estilo boho y verse casi como caídas o arrugadas; las que en cambio tienen un aspecto más firme que nos remontan a las típicas botas de vaqueros altas pero con delicados detalles florales y marcas armónicas en el cuero; aquellas botas altas arriba de la rodilla que han de lucirse con un minishort y que presentan flecos y cordones de cuero del mismo color de la bota.

Los zapatos Boho-Chic por su parte, son un calzado que si bien sigue el patrón de las botas con sus volados, el cuero y sus delicados detalles indie o gipsy en colores vivos, son abiertos. Ya sea con mucho taco o poco, los dedos de los pies serán generalmente visibles así como el tobillo, siguiendo la regla no escrita del Boho que quiere ser expresión de libertad y exponer así la originalidad e individualidad de cada persona a través de la exposición de la piel como elemento complementario de la prenda.

Finalmente toca hablar de las sandalias boho. Estas deben ser ante todo sencillas. Sandalias de look griego pero con una decoración delicada y más o menos elaboradas, las consideramos dentro de este estilo, suelen ser abiertas y con lazos de cuero que pueden ir subiendo sobre la parte baja de la pierna para dar un aspecto más esbelto y adornadas con detalles gipsy como pueden ser medallitas, piedritas o mostacillas.

Existen también diferentes modelos de sandalias como las de cuero cruzadas en X que dejan al descubierto los dedos y el tobillo y que sobre el cuero tienen adornos que retoman el espíritu boho hippie de los sesenta, así como sandalias cuya parte superior consiste de lazos finos de cuero adornados con joyas que nos llevan a vivir nuestro gipsy interior. Estas últimas pueden combinarse de maravilla con una falda larga con estilos florales o de estampado indie así como con una blusa que presenta detalles coloridos.

Los accesorios indispensables en el Boho-Chic

Los accesorios lo son todo en el Boho-Chic. Un estilo Boho que se respete necesita de anillos, collares, cinturones, bolsos y en cierta medida, según el look de cada una, pendientes adecuados. Vamos por partes.

Anillos, pulseras, collares y pendientes en el estilo Boho

Los anillos boho no tienen un límite, cuantos más quieras lucir más estarás expresando tu forma de vivir el Boho-Chic, este estilo ha traído de vuelta los grandes anillos que cubren inclusive una falange entera de nuestro dedo. Los hay de todo tipo, de piedras grandes, de piedras chiquitas sobre anillo de cinta, con diseños de animales, a espirales y de todo aquel tipo que te puedas imaginar.

Para las pulseras se trata de seguir un patrón similar a la de los anillos, al boho le gusta que las muñecas estén repletas de adornos. Tiras de cuero sencillas, entrelazadas o con adornos estilo indie chic, pulseras en metales que se entrelazan con joyas y pulseras de pelotitas con algún detalle que llame a alguna cultura que nos conecta con la tierra o con lo indie como puede ser una imagen de buda, un elefante o un jamsa (o mano de Fátima).

Estos tipos de anillos y pulseras suelen combinarse con algún otro accesorio como pueden ser los collares o los pendientes. Grandes. Porque grande es la manera en la que queremos gritar libertad, confort y elegancia. Los collares largos y finos en cuero casi como si se tratara de una cuerda que gira alrededor del cuello y que baja sobre el pecho combinan muy bien con blusas de colores como el blanco o el marfil y mini shorts; los collares grandes y amplios con piedras y decoraciones de estilo indie que pueden inclusive abarcar gran parte del pecho son ideales para vestidos largos, faldas y camisetas con detalles florales. También los hay de los que combinan tiras de cuero fino con un detalle indie de tamaño más vale grande que puede llegar a la altura del ombligo y que se verá fatal con una blusa sin mangas, así como aquellos collares hechos de cuero trenzado y con terminaciones en flecos.

Los pendientes en el boho por su parte suelen ser largos, suelen tener piedras o diseños en cuero, pueden ser adornados con pequeñas piedritas o ser aretes cargados con colgantes. No existe una regla para los pendientes aunque en el estilo boho suelen usarse en orejas no tan recargada de joyas y deben ser preferiblemente largos.  

Bolsos y cinturones, el toque final al look Boho-Chic

Los bolsos de estilo boho chic siguen los mismos patrones del Boho aunque se presentan en diferentes variantes, desde el boho-rock, al boho-indie, así como al Boho-Chic más tradicional hecho de detalles con flecos, colores pasteles, que involucran en algunos casos cuero y en otros telas. La realidad es que para elegir nuestro bolso mucho va a depender del outfit que estaremos luciendo. Si estamos con una blusa de detalles indie, entonces un bolso acorde es aquel sobre cuyo cuero tenemos infinidad de detalles coloridos con bordados delicados que aluden al indie.

Si por otro lado nuestro look incluye una falda larga, tal vez deseamos buscar algo más gipsy cómo puede ser un bolso de tela con estampados de ese estilo y con detalles brillantes como pueden ser piedras, medallitas y mostacillas. Si por otra parte nuestras botas bajas de cuero tienen flecos, y tenemos una blusa blanca con volantes y un short, podríamos adicionar al todo un bolso de cuero sencillo con delicados detalles en piedra pero que presente gran cantidad de flecos para darnos una combinación fatal.

Pero el Boho es tambíen sencillez y si por esas casualidades queremos un look aún más sobrio podemos optar por algún tipo de bolso en hilo, tal vez tejido crochet y en colores como el blanco o el marfil, algo ideal para combinar con cualquier tipo de prenda.

Pero obviamente no todos son grandes bolsos, para noches de fiestas podemos incluso buscar sobres en estilo Boho-Chic que combinen con algún vestido largo. Los hay de todos los tipos y colores, con detalles indie o gipsy y tambíen más sobrios como para combinar con un mini vestido negro a la Sienna Miller.

Los cinturones Boho-Chic contemplan una variedad que incluye lo étnico, el boho-rock, el indie y más ramas de este estilo. Los cintos son clave en el caso decidamos usar un mini vestido o queramos que nuestro pantalón de tiro bajo se vea acompañado de un accesorio que lo haga lucir y cumpla el papel de nexo entre nuestra prenda inferior y superior.

Podemos decir que hay dos grandes estilos de cinturones Boho-Chic, por un lado aquellos que son finos y presentan detalles con piedras, parches en estilo indie, pequeñas tachas y una hebilla de dimensiones acordes y con grabados o detalles en la misma.

Por el otro los hay por grandes, cinturones anchos que pueden ser recargados con tachas (Sienna Miller en Glastonbury 2004 como para entendernos) o con grandes hebillas al final de un entrelazado de cuero. Estos cinturones anchos pueden también seguir ese estilo casi de costura y con esos flecos que tanto le gustan al Boho-Chic y que son cinturones maxi que inclusive pueden llegar hasta poco más arriba de la mitad de los muslos. Los hay más naturales en cuero y más indie con detalles gipsy. Una vez más, este accesorio ha de ser pensado en base a nuestro outfit.

El Boho-Chic en invierno

Si bien el estilo Boho-Chic es un estilo veraniego y alegre cuyos colores se lucen sobretodo en verano, como hemos visto existen prendas de este estilo que en invierno se verán fatales. Con un abrigo de piel sintética sobre una blusa de manga larga de tonalidades oscuras con un estampado indie, un pantalón de cuero largo adornado con un cinturón acorde y unas largas botas de las que hemos hablado, podrás lucir el Boho-Chic tambíen con bajas temperaturas. Anillos, pulseras y demás accesorios han de seguir el mismo patrón que en verano ya que ellos son accesorios que se pueden lucir en todas las estaciones.

El Boho-Chic y su inmortalidad

Los estilos de moda muchas veces aparecen sobre la escena de una temporada para luego morir en el olvido. ¿Cuántas veces hemos ido a nuestro guardarropa para encontrar en él una prenda de la temporada pasada que ni con nuestro mayor esfuerzo podríamos volver a lucir nuevamente? El Boho-Chic por su parte es un estilo inmortal porque está compuesto por una variedad de prendas y accesorios enorme así como se funden en él diversas formas de vida, del gipsy al indie al bohemio. Pasa por el Boho-Chic infinidad de tonalidades y detalles algunos más delicados que otros y siempre hay una celebridad lista para recordarnos que el Boho-Chic nunca muere.

Las cantantes Vanessa Hudgens y Florence Welch con sus vestidos florales, la mil veces nombrada Sienna Miller con su look descontracturado y esos cintos tan boho que nadie sabe lucir como ella, las botas bajas estilo cowboy y los bolsos con flecos de la actriz Reese Witherspoon, los outfits Boho-Chic esporádicos de las hermanas Delevigne y los outfit siempre Boho-Chic de las mellizas Olsen. Podríamos seguir con la lista durante días llegando a la misma conclusión, siempre hay alguna celebridad que si no viste completamente Boho-Chic toma de este estilo alguna prenda o accesorio. Y eso es lo que hace único al boho, nunca pasa de moda. Así que si aún no lo has intentado anímate porque el Boho-Chic entrará a tu guardarropas y dentro de un tiempo cuando vuelvas a abrirlo vas a encontrar siempre prendas que podrás volver a lucir una y otra vez.